El Llano de Bolívar Este hermoso sector, cuya tierra árida contenía gran cantidad de piedras volcánicas, era llamado por los españoles Llano Alto, dado que es como el tercer piso de la Ciudad. A principios del siglo XX era prácticamente deshabitado, pues sólo contaba con unas pocas viviendas de techo de iraca. Era todo terrenos ejidos o del común, que arrendaba el Municipio a un señor Segundo Urrego por cinco pesos anuales, para pastar ganados, según lo leí en Acuerdos…