SANTA FE DE ANTIOQUIA Y SU TERRITORIALIDAD EN EL AÑO DE 1808  SEGUNDA PARTE:

Territorialidad, en geografía, es el sentido de pertenencia que muestran los habitantes en relación con el lugar que habitan; En la primera parte fue dedicado a la jurisdicción local de Santa Fe de Antioquia, esta vez dedicaré a dos lugares agregados a este, como lo son el pueblo de Santiago de Cañasgordas y el Pueblo de San Antonio de Buriticá.

En lo atinente al censo que manda a realizar el Virrey Antonio Amar y Borbón en las diferentes provincias que integran el Reino de Granada, en lo que respecta a la Categoría del territorio, sus límites, Números de viviendas, iglesias, números de habitantes, geografía e hidrografía del territorio, inventario de fauna, flora, producción agropecuario, producción comercial, arrojó los siguientes resultados;

En informe del Alcalde Pedáneo1 del pueblo de San Carlos de Cañas gordas, con acuerdo del párroco de dicho pueblo, presbítero don José Sinforoso [f. 47v.] de Upegui, con arreglo a las ocho preguntas que contiene la ilustración dirigida por excelentísimo señor virrey del reino, dio como respuesta lo siguiente:

San Carlos de Cañasgordas dista como diez leguas, poco más o menos del de Buriticá, y como veinte de Antioquia corresponde de jurisdicción a la ciudad de Antioquia; su situación a la orilla de un rio de Bastante agua (Cañasgordas), su origen o nacimiento, de una cordillera que llaman del Cerró de Morro Gacho; esta en paraje algo húmedo por tributarles varias venas de agua, tiene cuatro quebradas de agua viva y que siempre mantienen agua; cuya corriente vienen a desaguar al Rio principal, fuera de varias quebradas poca profundas que en verano se secan. Al lado del poniente se hallan indios prófugos, como cuatro familias dispersos en ranchos, son indios sociables y tienen parcialidad con la gente de Antioquia, Este pueblo solo limita con el de Buriticá.

El número de casas en el distrito del pueblo son treinta y una, fuera de las que hay dispersas de indios libres, son treinta y dos. Las iglesia parroquial de paja, y la que actual mente se está construyendo de tapia y teja; se mantienen estanquillos de tabaco y aguardiente, distribuidos por los administradores de la ciudad de Antioquia.

________

1  pedanía. f. Lugar Unido o agregado a un municipio y regido por un alcalde pedáneo

El número de familia libre avecindada en este pueblo son treinta y seis casados, cuyo número haciende  a ciento treinta hombres y mujeres, chicos y grandes. El numero de indios casados son veinte y  seis, cuyo número haciende a ciento cincuenta y ocho hombres y mujeres, chicos y grandes. El número de negros esclavos de ambos sexos  son veinte y uno. En este  pueblo solo hay dos familias  de blancos, y tres  mestizos y la demás de mulatos. Hay  una escuela donde se enseña a leer y a escribir. No hay médicos.

 La extensión del terreno propio de la población hasta donde hay casas de los indios tendrá como dos leguas, poco más o menos, se puede transitar en cuatro horas, ida y vuelta; por el lado del oriente  solo limita por el pueblo de Buriticá, que dista, de este, medio día de camino, poco más o  menos; y al lado del poniente limita  con los [f. 47. Lr] minerales de Murrì  que dista de este tres días  de camino un peón sin carga, y cargados ocho. Por este lado solo habitan mineros buscando  oro y algunos pocos rozadores,  que siembran maíz y frijol. En esos momentos habitaban  algunos indios huidos chocoes, que son cristianos y tiene parcialidad con los que van de aquí a trabajar  a las minas.

El rio que corre por este pueblo es grande y desempeñado. Camino principal, solo hay,  el que viene de la ciudad de Antioquia hasta aquí, y de aquí sigue hasta el Murrì donde se hallan los minerales viejos; por allá aseguran que hay trochas de indios para ir al pueblo de chocó.

 En distancia de un día de camino se encuentra montañas que llaman de Musinga y Rio verde habitada de indios, que son llanos espaciosos  de monte, abundante para dar comida y casas de animales; esta al sur en cuyo territorio desde la herradura hasta el rio verde, hay casa dispersas y ranchos en varias partes, como son las Herraduras, Frontino, Musinga y Rio verde.

En el territorio se hallan rastrojos  donde cada uno se hace rosa, y  algo retirado hay monte que está sin cultivar. En la parte que se emplea en el cultivo se hacen rosas salteadas con bastante distancia unas de otras. Hay en tres parte rastrojo y algo de sabana, para criar ganado y pueden ser suficiente cada una  para cincuenta reses, y gastando curia en limpiar la maleza, para maíz. Los moradores son algo desidioso (apático) en el cultivo de la tierra y solo se contentan con una corta rosa, donde cogen maíz y frijoles. Los que tienen plantares  les dan con abundancia; los mas son afectos a trabajar en minas  de oro que hay a poca distancia del pueblo.

 Las cosas que se encuentran de más estimación son las minas de oro corrido beta, que hay en varias partes y a poca distancia del pueblo. Las maderas son comunes como son cedros, para puertas y ventanas, el chilco,  etc. frutos silvestres, granadillas y guayabas  con abundancias; bejucos, que sirve para remedios, el agraz, raíz de china, la zarza, el guaco, etc. Comunes para edificios y cerca hay bejucos sencillos, corazón, balso, etc

Las aves comunes [f. 47 .lv] son pavas, gurríes, patos, perdices, nabras, cuervos, guacamayas, pericos, hay singulares: Hurones,  Dios te dé , loros, las fieras o animales cuadrúpedos, el tigre, osos,  leones, saínos, tatabras, conejos, venados, micos , monos. Anfibios, nutria, ratones. Variedad de culebras, a las que con especialidad se distinguen por algunas de sus picadas como son las víboras, equix: tienen cuatro colmillos y uñas de la punta de la cola, al que pica si no le acuden con remedio pronto no dura tres hora, pues se verificó con una indiecita que le pico una  y en dicho término murió. Lo mismo es la birri,  del mismo color negro y blanco y con verrugas ásperas, muy activo su veneno. Hay culebras de coral, algo venenosa.

Hay pató de dos modos, una de color de chocolate y otra pintada de negro y blanco, es venenosa pero da tiempo para su curación  espacio de un día poco más, y si no se cura también muere de su picada. Hay otra yaruma  venenosa y que, embiste luego que ve la gente que hay mapana que su magnitud causa espanto y si tuviera ligereza para picar, casi no tendría cura su mordedura. Hay otras varias que no causan  daño algunos, de la equis se quita la cabeza para hacer polvos de contra que sirve para curar los picados, las hormigas que ofenden con sus picada son muy pequeñas y otras se llaman cayubras, duele mucho la picada pero dura poco; hay arrieras, que ofende a la sementera. Las grandes, con su tenaza hacen heridas al que pican aunque no duele mucho.

Hay por tiempos, no continuamente, mosquitos sus picadas no causan más efecto que una pequeña roncha  que luego sana. En el rio bajando hay jejenes que incomoda para dormir por nadar en la  noche. Hay avispas que pican y duele mucho su picada. Hay en algunas partes alacranes venenosos; sapos que sirven para remedios, como para curar la Disipela 2. Es cuanto ha podido indagar, y averiguar en cumplimiento de los mandados en la instrucción;  que con carta, su fecha diez y seis de febrero, me dirigieron los señores comisionados, doctor don José Antonio Gómez (alcalde Ordinario de Santa Fe de Antioquia), y don Juan bautista del  corral.

Cañas gordas,  febrero veinte y cinco, de mil ocho cientos ocho. Francisco Urrego, Alcalde Pedáneo

________________________

2 erisipela. (Del lat. erysipĕlas, y este del gr. ἐρυσίπελας). f. Med. Inflamación microbiana de la dermis, caracterizada por el color rojo y comúnmente acompañada de fiebre.

[f.472r.] De San Antonio de Buriticá, distante un día de jornada de la ciudad de Antioquia, perteneciente a este gobierno. Su plan sumamente reducido a causa de hallarles circulados  de peligrosos peñasco. Muy estéril por lo seco del piso y escaso de agua. Su temperios frio y el viento que se le comunica al occidente puro. Cuya circunstancia les hace saludable para sus moradores.

Una iglesia  de tapia, con su techado de teja, con su adorno correspondiente por dentro y fuera, las casas pajizas reunidas, componen el numero de ciento veinte, o más o menos.

El número de indios  tributarios, privilegiados  jubilados y jóvenes menores de diez y ocho años, con mujeres e hijos, a ciento  veinte y nueve personas ;y de libres de ambos sexos , a cuatro ciento treinta ;  y de esclavos veinte y cinco. Se carece de médico y escuela pública.

 La extensión del terreno, a juicio prudente comprende doce lenguas de circuito, pero para el cultivo solo habrá cinco, por ser la mayor parte en despeñaderos, y están en cinco divididas  en diversos pedacillos. Las rancherías se hallan en los linderos  de la demarcación y son las de tesoreros, que están a orillas del  cauca hacia el oriente, distante de este pueblo una hora y su temperatura muy cálida. Es abundante en maíz, plátanos y caña dulce.  La ranchería del tabacal, queda así al norte, es frio y produce la hierba medicinal del culantrillo. Al occidente confina la demarcación con el pueblo de Cañas Gorda. Su población nombrada Urutá, es abundante la raíz de la arracacha y otra simple. La inclinación de estos indios es a la agricultura y muy pocos a los minerales de oro. En el lugar descumbrados según se á significado, el ganado vacuno es muy escaso a causa de no tener suficientes pastos pues para mantenerse se precipitan en los peñascos y se pierden del todo.

El cerro de Hugumé encierra innumerables betas de oro cenizo, que aunque dificultosa para su laboreo por los despeñaderos, no cesa de suministrar con regulares cantidades, hacia al pueblo de la provincia, [f.472v.] y la ciudad de Antioquia. Los arboles particulares solo se conoce el turabi, que hoy se nombra Quina, y es amarga su corteza, de color amarillo y el palo muy fino y derecho. También hay manzanillo, que es de la calidad fría y ál que toca o hiere  o  hincha causa otros efectos. El Bejuco de Guaco, es de hoja ancha, de corazón sumamente amargo, se aplica para  dolores de muelas, de la cabeza, de estomago y para las mordeduras de culebra.

Los frutos que se cosechan en la demarcación por gozar de dos temperaturas, de frio y caliente  son los siguientes. El frijol, el plátano guineo y dominico,  el maíz amarillo, la granadilla, la guayaba,  uyama; también se cosecha las papas,  arracacha, mafafas, ajo y cebolla, estos es en lo frio. Que en lo cálido abunda el maíz blanco, el plátano hartón, frijol de castilla y del blanco, la caña dulce, el cacao y palma de coco.  A demás de estos la orilla del rio de cauca en su verano nos brinda considerables cantidades de oro de buena ley; y en su centro, el crecido numero de pescados, con que también nos subministramos.

Las aves solo se conocen, El águila de regular tamaño, y esta se mantiene rapiñando pollos, tórtolas y a unos marranos cuando se hallan muy tiernos. El gurrí a especie de pavo; la guacharaca es la más pequeña y continuamente es de los dos sexos; la pava; la nabra; de igual cuerpo y esta pone los huevos grandes y de color verde; la perdiz, azulejo, torcaza, pichance, golondrina y cucarachero, son muy reducidos y comunes. Los cuadrúpedos: el tigre, el león, el zorro, el cusunbi, que es perjudicial en la rosa y también la tatabra; el alacrán es reducido y tiene en el rabo una ponzoña, con que hiere y lo aplica para lobanillos o tumores. El cangrejo, es redondo con muchas patas y camina para atrás, tiene tenazas con que muerde. La culebra nombrada equis es pintada, de tres varas y algo gruesas de igual ponzoña la talla, de color cenizo, de un largo de [f.473r.] y Regular y también muy venenosa. La Yaruma, parda, como de dos tercios de largo, y delgada; también venenosa. La sabanera, una vara de largo, y delgada, su color verde, no muerde si no que con el rabo, azota a quien le toca. La víbora que llaman, es de colores blanco, colorados y negro, su largo como media de vara, su ponzoña es muy activa por lo regular se encuentra el macho y la hembra juntos. En los platanares se encuentra muy común una araña grande, con muchas patas y toda vestida de pelos negros, su mordedura es dolorosa y causa calentura al paciente. En el morro de Mohete se halla un gran peñasco, una piedra, brota la Alcaparrosa, que sirve para hacer la tinta, y es de color amarillo y suma mente marrosa en los labios. Es cuanto puede informar a ustedes, sobre el particular respecto a los cortos conocimientos que tenemos.

Gobernador Francisco Rudesindo David – alcalde Guillermo Juberquia – alcalde Raimundo Higuita – Ramón Monco. BIBLIOGRAFÍA

ARCHIVO HISTÓRICO DE ANTIOQUIA (A.H.A.), Informe de Producciones de la Provincia (1808). Tomo 343, documento 6538, f. 432r.