El Llano de Bolívar

Este hermoso sector, cuya tierra árida contenía gran cantidad de piedras volcánicas, era llamado por los españoles Llano Alto, dado que es como el tercer piso de la Ciudad. A principios del siglo XX era prácticamente deshabitado, pues sólo contaba con unas pocas viviendas de techo de iraca.

Era todo terrenos ejidos o del común, que arrendaba el Municipio a un señor Segundo Urrego por cinco pesos anuales, para pastar ganados, según lo leí en Acuerdos del archivo municipal de 1913. No sé si fue en la década del treinta o del cuarenta, cuando la Administración Municipal quiso legalizar, por medio de venta, los lotes con viviendas, pero la gente no tenía dinero para comprar.

En una reunión que hicieron en la esquina conocida como La Cumbre, el Sr. Isaías Mendosa, dueño de dos tejares y de grandes extensiones de tierra en esa parte, tomó la palabra y dijo que el Llano lo había dejado Bolívar para los pobres, que ese llano era de Bolívar y que por lo tanto no tenían que pagar por los terrenos que poseían. De ahí le nació el nombre de Llano de Bolívar.

En esta parte, a un lado de la carretera que conduce al Puente de Occidente, se encuentra la llamada Cruz del Llano, que recuerda el duelo a muerte que llevaron a término los españoles Gaspar de Rodas y Francisco Moreno de León en una mañana del segundo semestre de 1562, del que salió Rodas herido y Moreno de León muerto.

Gaspar de Rodas

Por ser un mojón de nuestra historia, debería tener un especial monumento con una placa recordatoria de tal acontecimiento y llamarse LA CRUZ DEL DUELO.

Los civicos del Municipio

Relato de Samuel Aguinaga